95 260 18 29 info@ab-integro.com
La Nueva Economía
– Tecnología    La tecnología pasa a ser un elemento fundamental para la captación y mantenimiento de las relaciones con los clientes, proveedores y aliados de la empresa. Y este componente implica progresivamente unas mayores exigencias de conectividad, integración online, respuesta fiable y versatilidad con los sistemas de información de la organización. El caso mas significativo de esta transformación, dado por la tecnología de internet, se produce cuando la empresa establece un nuevo canal virtual de la interrelación con su entorno que determina en buena medida la percepción y valoración de la organización.
– Lucha por el Talento    Las personas, con sus habilidades e ideas, son un recurso indispensable para la Nueva Economía. Las personas capacitadas representan un recurso que está escaseando progresivamente, ya que las compañias contratan de forma muy competente a las personas dotadas de visión para los negocios y con conocimientos tecnológicos para ayudar a sus organizaciones a triunfar en la Nueva Economía.
 – Globalización
   El mundo está convirtiéndose en un lugar cada vez más pequeño. Las tecnologías de la comunicación, incluyendo los teléfonos móviles y el correo electronico, están contribuyendo a este hecho. El establecimiento de acuerdos comerciales entre la UE y NAFTA está reduciendo las barrareras comerciales y geográficas y alentando una mayor integración política y económica. Estos acuerdos conducen inevitablemente a un incremento de la competencia.
– Intangibles    La revalorizacion del activo intangible a sido un fenómeno clave en el crecimiento de la Nueva Economía. Las empresas han caido en la cuenta de que pueden crear valor a través de sus activos intangibles: marcas, propiedad intelectual, relaciones con los consumidores y los proveedores, etc. Las compañias están cada vez más centradas en consolidar éste tipo de activos.
 El Futuro – Aproveche las Oportunidades de la Revolución Empresarial
    La generalización de los avances tecnológicos está produciendo grandes cambios en las estructuras económicas y sociales, con importantes repercusiones en los modelos empresariales. En este modelo de Nueva Economía las empresas que abanderan el liderazgo de transformación están  revolucionando los criterios de generación de valor. El mercado les atribuye expectativas de un rol privilegiado.

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y permitirnos conocer cómo interactúan los usuarios de nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pinche política de cookies. ACEPTAR